Agencia de Comunicación de los Pueblos Colombia Informa

Jueves, 24 de Abril de 2014

Movilización Social y Organizaciones

“A las directivas de la Unión Sindical Obrera deben llegar las mejores personas”

Durante los días jueves 28 y viernes 29 de noviembre los trabajadores del petróleo nucleados en la USO renovarán sus autoridades nacionales. Colombia Informa entrevistó a Isnardo Lozano Gómez, su secretario general, quien habló sobre el significado político de estas elecciones.

La actual convocatoria a elecciones tomó forma durante la Asamblea Nacional de Delegados realizada el pasado sábado 9 de noviembre en Barrancabermeja, región donde surgió el sindicalismo de los trabajadores del petróleo durante las primeras huelgas de los obreros de la Tropical Oil Company en la década de 1920.

El proceso eleccionario no detiene las gestiones del sindicato. Días pasados la Dirección Nacional, encabezada por su actual presidente, Rodolfo Vecino, se reunió con el Ministro de Minas y Energía para tratar temas relacionados a la ampliación de la capacidad refinadora de la planta de Barrancabermeja, el precio de la gasolina y las irregularidades cometidas por la multinacional Pacific Rubiales. Sobre esta empresa se desarrolló el pasado mes de julio un "Juicio Ético y Político" donde las comunidades afectadas por su accionar y los gremialistas pudieron dar testimonios de graves irregularidades en el desempeño de la empresa en el país, tras lo cual se sucedieron nuevos hechos de persecución sobre los dirigentes de la Subdirectiva de Meta, en Villavicencio, donde se realizó el evento de denuncia.

 

Colombia Informa: ¿Qué expectativas hay en el sindicato frente a estas elecciones?

Isnardo Lozano: La elecciones de los días 28 y 29 de noviembre han generado cualquier tipo de expectativas y suspicacias por comentarios y polémicas que se han suscitado en cuanto si hay o no garantías y sobre si es el tiempo correcto para hacerlas. Esas inquietudes son las que han creado una realidad diferente que obligado a la Junta Nacional a convocar una asamblea extraordinaria de delegados el pasado 9 de noviembre, para que se decidiera allí si habían elecciones o no en este momento. Después de un debate con mucha altura política, de las mejores asambleas que hemos hecho, se decidió adelantar esta jornada electoral para estos días.

C.I.: ¿Cuántos afiliados de la USO van a participar en esta jornada?

I.L.: Esa es una de las dudas que ha generado discusión, porque un censo inicial dio una cifra aproximada de 36.200 afiliados. Ese censo se depuró y finalmente quedó un listado de aproximadamente 25.000 afiliados que pueden votar.

C.I.: ¿Es cierto que una de las dificultades para ejecutar este censo se origina en el tipo de contratación con el que los trabajadores se vinculan a Ecopetrol?

I.L.: Hay un bloque de vinculados directamente con la empresa formado son más o menos 3.000 empleados. Estos, con su cédula y carnet, pueden votar. El otro bloque es de trabajadores de contratistas. Ahí está el asunto, porque cada uno de ellos debe demostrar que tiene un contrato de trabajo vigente, que está afiliado a la USO y que está a paz y salvo.  

CI: ¿Cuántos directivos serán elegidos?

I.L.: Son 4 instancias que se van elegir por voto directo. Estas son las primeras votaciones de este tipo en la historia de la USO, en el sentido de que por primera vez unificamos todas las elecciones de sus cuerpos directivos. Vamos a elegir 20 dirigentes para la Junta Nacional, delegados a la Asamblea Nacional, uno por cada 100 votos en urna; juntas de subdirectivas, en las que, en cada una, puede haber hasta 20 directivos, y los miembros del Tribunal Nacional de Ética y Disciplina Sindical.

C.I.: ¿Cómo se definen los principales cargos de la Junta Nacional?

I.L.: Nuestros estatutos dicen que una vez se haya definido por votación esta junta, hay 48 horas para determinar los cargos. De no hacerse en ese tiempo, el Presidente será el que haya sacado la mayor votación. Entonces, se tendría hasta el día martes 2 de diciembre. El cargo de Fiscal sí es por estatutos, el compañero que haya sacado la segunda votación.

C.I.: En términos políticos ¿qué significado tienen estas elecciones?

I.L.: Lo que tenemos por delante es un compromiso grandísimo, tratando de que a estas directivas llegue lo mejor, en cuanto a cualificación política, ideológica, compromiso, actitud, todas esas condiciones para ser un buen dirigente sindical. Porque la USO en este momento lo necesita para enfrentar el modelo económico de las locomotoras, para enfrentar la desmembración de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol; para volver a hacer de la USO un sindicato clasista como fue desde nuestro nacimiento, que confronte las políticas erradas del gobierno. Una junta que tenga las ganas de tener un sindicato de vanguardia para las luchas del país.

C.I.: ¿Qué fuerzas políticas hay actualmente en la USO?

I.L.: Efectivamente, en el sindicato se mueven fuerzas políticas, como se mueven en todas las instituciones del país. Están los compañeros de Poder y Unidad Popular, del Partido Comunista, del Movimiento Obrero Independiente Revolucionario, del Colectivo Sindical Guillermo Marín, Alternativa y otros, todos mirando como aportan un mayor número de dirigentes a esta Junta Nacional.

C.I.: Para usted, personalmente, ¿cuál es el reto en estas elecciones?

I.L.: Aspiro a ver posicionada a la USO en un nivel que nos permita entrar a discutir con el gobierno sobre la política minero-energética, sobre medio ambiente, la política de comunidades, porque uno ve los índices de ganancia de Ecopetrol para este año, que va tener alrededor de 12 billones, entonces que esos excedentes se vean reflejados en una equidad, en una inversión social en todos los campos y comunidades donde tenga presencia la industria del petróleo. Que no se trata de que sólo llega, saca y se va y nos dejan pobreza, desforestación, malestar social, degradación de la comunidad, por las que nadie responde. Que la USO vuelva ser el vocero de los trabajadores y las comunidades que giran en torno al recurso energético.

* * *

La USO está inscripta en la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Federación Unitaria de Trabajadores Mineros, Energéticos, Metalúrgicos, Químicos y de Industrias Similares. Durante años se opuso firmemente a la privatización de la estatal ECOPETROL y al accionar abusivo de las multinacionales del petróleo, por lo que fue fuertemente perseguida llegando incluso a ser asesinados varios de sus dirigentes.